Blog

Sigue las últimas novedades en CONBE

Bomberos de Córdoba viajan a a la República Dominicana tras el huracán María

Europa Press. Foto: Ayuntamiento de Huelva 26 de Septiembre de 2017 Solidaridad, BUSF, Córdoba, Bomberos
Bomberos de Córdoba viajan a a la República Dominicana tras el huracán María

Según ha indicado la institución provincial, el equipo de ayuda español, que sale del aeropuerto de Barajas (Madrid) con destino a Santo Domingo, está formado por los dos bomberos del consorcio cordobés, bomberos del Ayuntamiento de Huelva y Madrid y un sanitario, todos ellos con experiencia en catástrofes.

El contingente trabajará con el soporte de la Delegación de BUSF en República Dominicana y su actividad se centrará en la provincia de Duarte, una de las dos provincias que todavía están en alerta roja. En concreto, los efectivos se desplazarán al municipio de Arenoso, donde el colapso de un muro de contención del río Yuna ha provocado grandes inundaciones en la ciudad.

Según Bomberos Unidos sin Fronteras, la población de esta zona no dispone de agua potable, alimentos, asistencia sanitaria o servicios básicos. El Centro de Operaciones de Emergencia, entidad nacional responsable de la gestión de emergencias, está garantizando la distribución de alimentos y la habilitación de albergues para los damnificados, pero existen necesidades que no están siendo cubiertas debido a que la población se haya muy dispersa.

La intervención de BUSF y BUSF República Dominicana se realizará en coordinación con bomberos locales, encargados de la continuidad del trabajo de potabilización de agua el tiempo que sea necesario. Por su parte, la colaboración de los bomberos cordobeses se enmarca en el Convenio sobre Emergencia Humanitaria y Catástrofes suscrito entre la Delegación de Cooperación de la institución provincial y Bomberos Unidos Sin Fronteras.

El huracán María ha afectado gravemente a la República Dominicana debido a las intensas lluvias, inundaciones y deslizamientos de tierra que éste ha provocado en numerosos puntos del país. A una zona que ya sobrepasaba su capacidad de absorción de agua tras el paso del huracán Irma, se le ha sumado este nuevo huracán que ha hecho que más de 10.000 personas tengan que abandonar sus hogares.